VISA POUR L’IMAGE (Perpignan), aunque con cambios, mantiene su 32.ª edición, que empieza como siempre el 29 de agosto

LAVANGUARDIA.COM / El festival Visa pour l’Image, que puso en el mapamundi “Perpignan la catalane” –como se presenta oficialmente la ciudad–, mantiene su 32.ª edición, que empieza como siempre el 29 de agosto, premia como de costumbre lo mejorcito del difícil oficio de contener historias en las imágenes y conserva su misión pedagógica de acercar a los escolares a la actualidad. Pero “sería un ingenuo si creyera que esta será una edición como las otras”, reconoce Jean-François Leroy, su legendario director.

Los habituales echarán de menos lo que criticaban: la multitud, los apretujones y el calor de las exposiciones en el Couvent des Minimes y el agobio de las noches de proyección en el Campo Santo. El festival anuncia en esta edición “formatos inéditos, no un mero parche para salir del paso”, afirma Leroy.

Pero bajo la divisa es lo que hay, Leroy ve la botella medio llena: “Desde hace varios meses experimentamos nuevas escrituras posibles para presentar las exposiciones virtualmente”. Se trata, promete, “de formatos inéditos en la historia del festival, que hemos podido desarrollar gracias a que nuestros habituales patrocinadores reafirmaron su fidelidad, a partir de la idea de que no buscábamos un parche, sino idiomas novedosos, vigentes en futuros festivales”.

WEB OFICIAL en https://www.visapourlimage.com/