Máximo Huerta gana el XXVII PREMIO DE NOVELA FERNANDO LARA con una novela de silencios familiares, ‘Adiós, pequeño’

DIARIOSUR.ES / El runrún fue creciendo durante la cena y se ha confirmado a los postres al desvelarse el nombre del ganador: Máximo Huerta (Utiel, 1971). El escritor y exministro vuelve así a la primera línea literaria al alzarse con el XXVII Premio de Novela Fernando Lara por ‘Adiós, pequeño’, un relato sobre los silencios familiares para el que el autor ha contado con la memoria de su madre, Clara Hernández.

Un emocionadísimo Huerta se ha subido poco antes de la medianoche a recoger el galardón y ha contado que esta novela ya no la podrá escribir en el futuro porque los recuerdos de su madre se están «diluyendo». «Y como sé que esto no va a volver a pasar, me apetece hacer una cosa en directo», ha dicho el escritor y periodista que a continuación ha sacado el teléfono móvil, ha buscado en la agenda el número de casa y ha llamado: «Mamá, he ganado el Premio Fernando Lara». «Muy bien», se intuyó a través del micrófono.

Esta escena familiar se escenificó en un concurrido Real Alcázar de Sevilla, que asistió al diálogo entre Máximo y su progenitora como una metáfora de la novela ganadora ya que también narra una historia que arranca con la «ultima conversación» de una madre y un hijo. «Bueno, pues vete a la cama ya. Un beso fuerte, mañana te llamo», se despidió cariñosamente de Clara en directo un casi íntimo Máximo Huerta, que antes contó que la obra ganadora, ‘Adiós, pequeño’, era la novela de su «vida», ya que no la había escrito «para ser publicada sino porque lo necesitaba».