La National Gallery de Londres adquiere su primer Sorolla, «El borracho, Zarauz»

EUROPA PRESS / «El borracho, Zarauz» (1910) es la primera pintura del pintor español Joaquín Sorolla que incorpora la National Gallery de Londres a su colección. El cuadro formó parte de la gran exposición «Sorolla: maestro español de la luz», que tuvo lugar el año pasado en la pincoteca británica. Fue la primera gran exposición en el Reino Unido de la obra del artista en más de cien años. La anterior en Londres se celebró en 1908 y se publicitó entonces como «el pintor vivo más grande del mundo». Inaugurada por la Reina Letizia y el Príncipe de Gales, esta nueva muestra, que reunía más de 70 obras maestras del pintor valenciano. «El borracho, Zarauz» fue adquirido por 325.000 libras, gracias al generoso legado de David Leslie Medd.

La pintura es un boceto a gran escala, ejecutado «in situ» mientras Sorolla recorría las tabernas de Zarauz, en el País Vasco, donde él y su familia pasaron el verano de 1910. Sorolla representa el drama humano de los efectos devastadores del alcoholismo: cinco hombres en varios estados de embriaguez se reúnen en el oscuro interior de una taberna. Uno de ellos, más borracho que los demás, mira directamente al artista con ojos llorosos mientras otro empuja un vaso de sidra hacia él, burlándose de su estado de embriaguez. La evidencia de la respuesta improvisada y apresurada del artista a la destartalada escena se ve en la rápida aplicación de capas relativamente delgadas de pintura y la brillante economía de las pinceladas donde la luz y la sombra se evocan con precisión con medios mínimos.

El hecho de que el artista nunca elaborara una escena de taberna «terminada» de Zarauz sugiere que lo que buscaba era ese sentido fugaz de inmediatez. Su decisión de incluirlo al año siguiente en su segunda gran exposición retrospectiva estadounidense, en el Art Institute de Chicago, indica que estaba particularmente satisfecho con esta obra.