La 40ª edición del PREMIO RAMÓN LLULL galardona a la escritora barcelonesa Núria Pradas

ELPERIODICO.COM / Una joven dibujante y animadora de 16 años en el Nueva York de los años 30, en plena depresión, decide dejar a su familia y viajar a Los Ángeles para cumplir su sueño y hacerse un hueco en los Estudios Disney, en un mundo básicamente de hombres. Esta es la historia de ficción que cuenta la escritora barcelonesa Núria Pradas (1954) en ‘Tota una vida per recordar’, novela con la que este viernes se ha alzado con el premio Ramon Llull en su 40ª edición, dotado con 60.000 euros. 

Aunque la historia de la protagonista, Sophie Simmons, es ficción, y no aparece, aclara la autora, Walt Disney como personaje, real es el reflejo del mundo de la factoría que fundó Disney en 1923, en una década dorada en la que tras el éxito de Mickey Mouse llegarían célebres películas de animación como ‘Dumbo’, ‘Blancanieves’, ‘Bambi’ o ‘Fantasía’. La joven, una mujer «fuerte y luchadora», además de perseguir su sueño profesional en una época convulsa, vive amores y desamores. «No es un alegato feminista -aclara Pradas- pero el personaje es un homenaje a mujeres que, como ella, han luchado y se han abierto camino en un mundo de hombres». Para Simmons, la autora se ha basado en dos de las primeras mujeres que lograron ser reconocidas como animadoras de Disney en los años 40, Mary Blair y Retta Scott. Un mundo al que la escritora ha llegado inspirada por su hija, que ha estudiado animación.