Entrevista con Antonio López, de Natividad Pulido

ABC.ES / Natividad Pulido / Ni las crisis, ni los coronavirus, ni el destino, si lo hay, entienden de genios. Y si no que se lo pregunten al pintor y escultor Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936), para quien este 2020 está siendo un año durísimo. El pasado 17 de febrero llegaba la primera crisis (personal, vital): moría su esposa, la también pintora María Moreno, tras una larga enfermedad. Se apagaba su luz. Así solía referirse a Mari, como la llamaba.

Y, tan sólo un mes después, cuando aún no ha tenido siquiera tiempo de superar el luto, llega el mazazo de una nueva crisis (sanitaria y también económica). Demasiados reveses seguidos para este hombre menudo –y menudo hombre–, de 84 años, que se refugia, solitario, como siempre ha hecho, en su estudio. Ayer, allí estaba puntual, fiel a su cita con su otro gran amor, el arte. Es el único superviviente de los realistas madrileños: allí estaban María Moreno, Isabel Quintanilla, Amalia Avia, Julio y Paco López Hernández, Esperanza Parada… y un abstracto de adopción, Lucio Muñoz.

MÁS INFORMACIÓN en https://www.abc.es/cultura/