Eduardo Alsasua se hace con el primer premio del XXIII CONCURSO DE PINTURA RÁPIDA DE PALENCIA. Premiados también Raúl Polo, Julio Gómez y José L. Mesón

DIARIOPALENTINO.ES / Un total de 35 participantes procedentes de Castilla y León, Madrid, Valencia, La Rioja, Asturias y País Vasco participó ayer en el decimotercer Certamen de Pintura Rápida Ciudad de Palencia, una cita consolidada de la programación de la Feria Chica. Treinta y cinco participantes pero solo cuatro ganadores, entre los que el máximo honor correspondió a Eduardo Alsasua, de Vitoria.

Alsasua, un habitual del certamen y que ya ganó en 2014, eligió una vista de la iglesia de San Miguel desde la parte alta de la calle Doctrinos para llenar de color su lienzo.

El segundo galardón correspondió al vallisoletano, Raúl Polo, un tatuador profesional que en su debut en la pintura rápida ya ganó el certamen de este año de San Pedro Regalado en la capital pucelana y que en su primera participación en Palencia obtuvo los 760 euros del segundo premio gracias a una pintura del interior de la catedral. El tercer premio, dotado con 320 euros, correspondió a otro habitual del certamen, Julio Gómez, de Bilbao, quien eligió para su lienzo el edificio de la calle Mayor número 9, el de la sede de Unicaja.